Planificar un viaje en moto (I): primer paso y destino

Las entradas referentes a planificar un viaje en moto tienen su origen en una charla al respecto que me propuso Dicultura para iniciar la temporada. Dicultura organizaba una charla mensual sobre temática de motos y para arrancar la temporada 2018-2019 necesitaban a alguien para realizar la charla y me lo propusieron, no por mi amplia experiencia en la moto ni por ser conocido en el mundillo, sino por confianza y porque estaba a mano, es decir, una especie de telonero para cumplimentar el primer día de la temporada.

Cartel Publicitario de la charla con Dicultura

En cualquier caso, tras las primeras dudas iniciales, me puse a preparar lo que iba a decir con mucha ilusión y ganas. Tenía claro que la publicidad del evento no llevaría hordas de moteros a escucharme, pero contaba que tenían amigos que no podrían negarse a acudir, que llenarían el espacio y de paso nos tomábamos unas cervezas, que siempre es una buena idea.

El resultado es esto que vais a leer, aunque con alguna pequeña modificación dado que en el aquel momento tenía una estructura mas adecuada al evento en forma de guión.

Ahora bien, no pretendo que sea la mejor forma de hacer las cosas; cada cual lo hará como mejor le parezca dando más importancia a unos aspectos u otros.

Solo quiero mostrar mi forma de preparar un viaje en moto; si a alguien le sirve o le da alguna idea para lanzarse a preparar su viaje (no hace falta que sea en moto) este artículo habrá cumplido con su objetivo.

Realmente no es de una profundidad exhaustiva porque no hace falta: planificar un viaje en moto puede asustar en un principio, pero realmente no es mucho más complicado que lo que aquí se expone. Sobre todo teniendo en cuenta que estoy pensando en viajes por Europa (como se explica a lo largo del artículo) y no hay complicaciones administrativas tipo visados, documentación necesaria de la moto, etc.

A lo largo de las entradas en las que divido el tema iré describiendo el proceso que hacemos Elisa y yo para planificar un viaje en moto, habitualmente en vacaciones veraniegas, de alrededor de 5000 kms. y de unas 2 semanas de duración. Sobre todo está orientado a los que buscan ayuda para ese primer viaje, buscan respuestas para esas inevitables dudas iniciales…. Al final, mi pretensión es que si buscas eso encuentres la solución: hazlo y déjate de dudas. Empezamos….

El viaje

Para planificar un viaje en moto hay que trabajar en diferentes aspectos; a efectos de organización hago referencia a varias fases, pero en la práctica esa separación no es clara, de hecho, muchas de ellas están entremezcladas, con lo que hay que verlo así, como una separación exclusivamente para ordenar.

  • PRIMER PASO
  • DESTINO
  • LA RUTA
  • ESTANCIAS
  • PRESUPUESTO
  • EQUIPAJE
  • VARIOS:
    • Accesorios
    • Seguridad
    • Recuerdos
    • Revisión de la moto previa
    • Herramientas y repuestos
    • Paradas en ruta para descansar
    • Día a día
    • Paradas en ruta para descansar

Primer paso

La primera vez que piensas en planificar un viaje en moto, en miles de kms, en recorrer un país extranjero, etc. pues se hace difícil. Empiezan a aparecer dudas del tipo: no hablo inglés, no sé si aguantaré tanto tiempo, si surge algún problema no voy a saber qué hacer sin poder entenderme con la gente, además lejos de casa, mi nivel de pilotaje puede no estar a la altura porque llevo poco tiempo, etc. En definitiva, no es fácil dar el primer paso sobre todo si vas solo.

Mi primer viaje, por supuesto, me planteó dudas y por eso lo preparé con algunos condicionamientos que me hiciesen más fácil dar el paso: lo haría sin salir de España, solo, planificando lo menos posible. Quería pasar por Teruel (para ver si existía o no) y pasar por Cádiz, que había unos amigos allá pasando unos días de vacaciones y sabía que contaba con 6 días. Y salió bien.

Ahora ya no tengo más duda previa que determinar el destino; pero hay que tener en cuenta los viajes que puedo hacer son de 2 ó 3 semanas en periodo de vacaciones, es decir, puedo llegar a algún punto más o menos lejano en Europa. Que efectivamente hay muy buenos destinos, muchos sitios que ver, carreteras interesantes… Sí, sin ninguna duda, pero riesgo… poco. Si un día pensase realizar un viaje de dos meses por Asia o África todas esas dudas iniciales, y muchas otras nuevas, volverían a aparecer; tendría que volver a pelear con ellas, pero eso sí, ya sabiendo que lo que funciona es decir “a por ello” y lanzarse.

Si lees libros de viajeros o buceas por internet, los grandes y famosos viajeros, cada uno con sus palabras, dicen lo mismo: todo viaje empieza con un sí, atrévete, cumple tus sueños…. Es decir, da el primer paso, todo lo demás vendrá rodado y experimentarás lo maravilloso que es viajar y en especial si es en moto.

Al final, no es necesario saber idiomas, si te manejas en inglés mucho mejor, pero no es imprescindible. La gente en general es buena y te ayudan, tanto para entenderte como para hacerse entender. Te ayudan en todo, no sé si es la moto o lo hacen con cualquier viajero, pero mi experiencia es que siempre hay alguien que te echa una mano cuando estás necesitado. Seguro que habrá personas de todo tipo, pero lo que sí puedo asegurar es que siempre me han ayudado cuando me ha hecho falta.

En definitiva, no le des más vueltas de las necesarias, la decisión de lanzarte a esa “aventura” es el primero de los atractivos del viaje. Os aseguro que cuando, por primera vez, dices “voy a hacerlo” la sensación es muy agradable. Salir de la zona de confort implica un esfuerzo inicial, pero las sensaciones que consigues no tienen precio.

Además, es posible “desactivar” en parte las objeciones: empieza en España, busca un compañero que se defienda con los idiomas, no vayas solo (en tu propia moto o en otra), fuera de España elige destinos “amigables” como Portugal, por ejemplo,donde la gente es de lo más amable que he encontrado, etc.

Empezar por España tiene unas ventajas claras: te permitirá comunicarte en tu idioma, conoces los hábitos de conducción, estás mejor comunicado con familia o amigos en caso de que tengas algún percance… Además, tiene mucho que visitar. Así que… al lío!!!

Una vez dado el primer paso, hay que meterse a más detalle acometiendo el resto de fases. Cualquier duda o aportación, deja un mensaje y te contesto lo antes posible.

Destino

A la hora de seleccionar un destino hay unas limitaciones que no se pueden obviar y condicionan la elección:

  • normalmente disponemos de 2 ó 3 semanas de vacaciones, con lo que la distancia que podemos recorrer es limitada
  • prefiero viajar con mi moto
  • mi forma de viaje es touring/turismo, es decir, kms. de carretera asfaltada aunque sea mala.

Con estos tres condicionantes, mi destino puede ser cualquier punto de Europa (incluso norte de África) que pueda alcanzar con mi moto y volver en los días de vacaciones de los que dispongo.

A parte de esto, la elección del destino no sé de qué depende, quizá algo que me cuentan de un determinado país, algo que veo en televisión sobre una zona, el caso es que algo me llama la atención y se fija en mi cabeza como el próximo destino o al menos como un destino posible y ahí empieza todo.

Como excepción a esto que digo, tenemos en mente viajar a EEUU, pisar, aunque sea un poco, la Ruta 66 y conocer Los Ángeles, las Vegas, el Gran Cañón, algunos parques naturales, etc. De hecho, desde el 2018 lo estamos intentando pero causas de fuerza mayor importantes nos lo impiden; este año en curso (2020) aún no está descartado pero el jodido covid-19 nos tiene recluidos y muy probablemente se cancele.

Como ejemplo del proceso de selección de destino, en el año 2018, tras desechar el viaje por EEUU, había que buscar otra opción. Finalmente fuimos a Grecia (hasta Santorini) pasando por Albania y tocando un poco de Macedonia. El proceso de selección fue sencillo y rápido:

  • En un programa de viajes hablaron sobre la naturaleza prácticamente salvaje que aún se conserva en Albania, y eso, junto al “misterio” de ese país durante mucho tiempo aislado del mundo tanto capitalista como comunista, me llamó mucho la atención.
  • Por otro lado, llevaba mucho tiempo sin dejar que Elisa pisase una playa y otra vez la tele me mostró imágenes de las playas de las islas griegas, así que, como Albania pilla de camino para llegar a Grecia…
  • La conversación con Elisa se produjo en términos muy similares a estos:
    • JA: ¿Te apetece ir unos días a la playa en una isla Griega, en Santorini?
    • E: Claro, vaya pregunta más tonta
    • JA: Pasaríamos unos días por Albania camino de Grecia
    • E: ¿Albania?¿Qué hay en Albania?
    • JA: Ni idea, por eso
    • E: Pues muy bien, ¿Cuándo salimos?

Pues así de sencillo… a la hora de planificar un viaje en moto, aprovecha información que te llegue por los medios de comunicación, en especial los dedicados a viajes, amigos, webs de viajeros, etc. Seguro que algún destino te llama la atención.

A partir de eso, solo tienes que conseguir la información necesaria para determinar si está a tu alcance (distancias, precios, necesidad de visados y facilidad de los mismos, etc.) y los puntos que deseas visitar tanto en el trayecto como en el destino final.

Con esta última frase quiero decir que en este momento ya puedes hacer una primera aproximación, nunca definitiva, al itinerario a seguir; por ejemplo, si quieres ir a Eslovenia un rápido vistazo al Google Maps o cualquier otro software que utilices, te dirá que la frontera eslovena, desde Madrid, está a unos 2000 kms. y que por el camino se pasa por la costa azul francesa, Mónaco, Venecia…

Es posible que también te llame la atención tomar una cerveza en Niza (aunque te darás cuenta de tu error cuando las pagues) o pasar un par de días en Venecia. Pues esa es la idea, en este punto puedes plantear un esbozo del itinerario que posteriormente sufrirá las concreciones oportunas a medida que vayas avanzando en el diseño del mismo y tengas en cuenta otras variables, principalmente presupuesto y tiempo, como veremos más adelante.

Parte II

4 comentarios

  1. Doy fé de que fue muy interesante, la gente que nos juntamos maja.
    La verdad es con que Elisija tienes una buena acompañante que, muy difícil, será que ponga pegas ;).
    Las cervezas de después muy buenas.
    Gracias, José.

    1. Se notó mi inexperiencia en estas lides, pero sí estábamos unos cuantos amigos que merecían la pena. Y, en efecto,las cervezas siempre están buenas, ya sea antes, durante o después de cualquier cosa.

      1. Hola, Jose.
        Hola a todos/as.
        Fue una tarde chula, la verdad.
        Mi idea es, cuando se pueda, volver a montar en moto desde la tertulia, seguir organizando estas reuniones que, a priori, eran motivo perfecto para tomar esas cervezas. Unas cuantas tomamos en los cuatro o cinco años en los que estuvimos.
        Volveremos, claro que sí.
        Os mando a todos un fuerte y cariñoso abrazo (con mascarilla y guantes) y aprovecho PARA DAROS LAS GRACIAS por tantos momentos inolvidables

        1. Gracias a ti, Jesús, por brindarnos ese hueco para nuestra pasión: las motos y todo lo que las rodean. Y, como dices, una excusa para ver a unos cuantos amigos y compartir unas cervezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *